Cultura para todos

textos

SESC es una institución privada de responsabilidad social ubicada en São Paulo que pretende dar acceso a la cultura y al equipamiento cultural a toda la población. Señala para ello la necesidad de crear vínculos con la sociedad a través de la afectividad, la intimidad y la relación física con el espacio, desechando la idea de participación desde lo virtual, tan extendida hoy.

Previamente a su proyecto realizaron un estudio de públicos, planteando un trabajo previo de búsqueda y análisis muy necesario. Tan importante como conocer a su público era conseguir información de quien aún no había formado parte de su propuesta cultural. Las conclusiones fueron que su público objetivo tenia una media de edad de 39 años. El 75% nunca había visto una exposición de arte, el 50% jamás había acudido al teatro y otro 50% no había disfrutado de un concierto en directo.

Teniendo en cuenta este perfil de público, sumado al ámbito industrial en el que se encuentran, a una población masiva con variaciones extremas del nivel adquisitivo y a la presencia de otros 33 centros culturales en la misma zona, la apuesta no podía ser otra: En lugar de competir, consideraron propicio establecer relación con esos otros centros que ya estaban trabajando en la zona, creando un mapeado y una red de colaboraciones. Las amplias necesidades del público y sus escasas experiencias culturales los impulsó  a apostar por una programación amplísima y de muy diferente índole, para todas las edades, incluyendo proyectos de comedor social, deporte, teatro, cultura digital, creación de un canal propio de TV (las encuestas habían revelado su popularidad entre la población), una editorial, un proyecto discográfico, bibliotecas móviles o formación para gestores culturales.

 

[Apuntes tomados en el Pública 14: Encuentro internacional de gestión cultural, celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid los días 30 y 31 de enero de 2014.  Conferencia “SESC, un modelo ejemplar de cultura para todos” por Andrea Nogueira].